compo image
  1. COMPO
  2. Consejo
  3. Inspiración
  4. Del jardín a la mesa
  5. Flores comestibles: diversidad en la cocina

Flores comestibles: diversidad en la cocina

Rosas, flores de capuchina y pensamientos —más allá de su gracia y al igual que muchas de las flores de nuestros jardines— son comestibles y sirven para decorar generosamente ensaladas y postres. En este artículo, descubrirás las preciosidades comestibles que exaltan los sabores y que deleitarán a los invitados de tu próxima velada en el jardín.

compo image

Una trepadora útil

Capuchina

Las luminosas flores amarillo anaranjado de las capuchinas están entre las flores comestibles más conocidas, ya que, gracias a su sabor especiado, incluso algo picante, además de aportar diversidad y color a los platos, también son excelentes para la salud. Esta planta trepadora se cultiva sobre todo en jardines y balcones. En función del clima, la floración de las capuchinas ocurre entre junio y octubre. Ya que se marchitan rápidamente, hay que recolectarlas justo antes de usarlas en la cocina.

Su grandes y luminosas flores son perfectas para una ensalada, tanto por el sabor que aportan como por su encanto, pero también sirven para embellecer y aderezar panes, sopas, sueros y la mantequilla a las finas hierbas.

Cantidad recomendable de flores de capuchina

Las flores de capuchina deben usarse con moderación, sin exageración. Debido a su aroma especiado, no armonizan con todos los platos y pueden llegar a enmascarar rápidamente el sabor de otros ingredientes.

compo image

Una planta «atrapagolosos»

Pensamientos

Gracias a las vitrinas de las pastelerías, conocemos las flores del pensamiento de sabor dulce, ya que sus variados tonos alegran frecuentemente las magdalenas y las tartas de boda. En el jardín, esta perenne plurianual —que se propaga espontáneamente mediante semillas en lugares poco habituales entre adoquines y en la grava— es una planta poco exigente. Recolecta las flores preferentemente justo antes de consumirlas, ya que se marchitan rápidamente y pierden su aroma.

Además de la decoración de tartas, las flores se pueden pegar en pastelitos y panecillos caseros con un poco de clara de huevo. Las flores del pensamiento se utilizan en ensaladas en combinaciones especiadas o simplemente colocadas en el borde de los platos para lograr una espléndida decoración. Secos, los pensamientos perfuman las mezclas de tés o de hierbas

Para confitarlas, sumerge las flores en clara de huevo montada —lo que permitirá conservarlas durante algunos días— y espolvoréalas con azúcar en polvo o azúcar cristalizado. Luego, deja secar las flores confitadas durante algunas horas.

compo image

Más que un simple elemento decorativo

Rosas perfumadas

Es frecuente encontrar rosas procesadas en variedades de sal y de pimienta, en mezclas de hierbas o como un producto crudo seco para el consumo. Al usar pétalos de rosa frescos en la cocina, no te olvides que no todas las variedades de rosas producen pétalos comestibles. Por ejemplo, la rosa de Navidad y la malva real pertenecen a variedades muy diferentes de plantas y pueden ser tóxicas. Pero las rosas silvestres (escaramujos) y las cultivadas son comestibles. Si esta información te parece insuficiente, puedes investigar sobre la rosa de los gastrónomos —la flor de un hibisco conocido como la rosa de Jamaica o rosella—, la cual se selecciona especialmente para el consumo y se cultiva fácilmente en una maceta en el alféizar de una ventana o en un balcón.

Además, los pétalos de las rosas combinan muy bien en las bebidas: en vinos franceses para aperitivo y limonadas, o incorporándolos como sirope. La tisana tradicional con botones de rosa es una variante invernal en la que las flores producen un sorprendente e intenso aroma. 

Transformación radical del agua mineral

Para ofrecer una sorpresa especial a tus invitados con ocasión de la próxima velada en el jardín, puedes decorar las bebidas con cubitos de hielo a base de flores comestibles congeladas.

compo image

La magdalena de Proust

Flores silvestres del campo

Ya que existen flores silvestres comestibles, no hay que renunciar al uso de las flores frescas en la cocina por no tener un jardín o un balcón. ¿Quién no se ha sorprendido en su infancia al sentir el sabor característico de la zanahoria al sostener una margarita entre los dientes? Estas pequeñas flores son particularmente populares en las ensaladas y aportan una verdadera ventaja gustativa en el suero a las finas hierbas sobre una tostada con mantequilla o al rehogarlas ligeramente en aceite.

El diente de león, de sabor especiado y algo amargo— también se encuentra entre las flores de campo comestibles. Se utiliza principalmente en las tisanas preparadas para aliviar los dolores estomacales e intestinales. Sus flores amarillas se pueden hervir para hacer miel o para obtener jalea o sirope. Al igual que muchas otras hierbas de jardín, el diente de león sirve para aderezar las ensaladas, las salsas a las finas hierbas y la mantequilla.

Cultiva tus propias hierbas aromáticas

Condimenta tus platos con hierbas aromáticas cultivadas en casa. No obstante, las hierbas aromáticas no solo se usan para condimentar, también sirven para decorar los platos. Aquí, aprenderás a cultivar las hierbas aromáticas.

Más información

Compartir

compo image

COMPO. Disfruta de tu jardín.

Para principiantes o expertos en jardinería. Trabajemos juntos para una conseguir una calidad de vida más natural.

Compo seguimiento:

Servicio

Más acerca de COMPO