compo image
  1. COMPO
  2. Consejo
  3. Cuidados de las plantas
  4. Plantas de interior
  5. Un buen lugar: plantas de interior para cualquier emplazamiento

Un buen lugar: plantas de interior para cualquier emplazamiento

Luz, aire, temperatura: las plantas de interior tienen exigencias muy diferentes en lo que concierne a su emplazamiento. Algunas precauciones son necesarias para garantizar una buena aclimatación de tus «clorofilinquilinas». Descubre cómo identificar los cinco desafíos esenciales de la cohabitación con plantas y cuáles son las plantas resistentes a los ambientes secos, los pasillos fríos, los rincones oscuros de las estancias o las salas de baño frías.

compo image

Desafío n.º 1: rincones oscuros

La mayoría de las plantas necesita mucha luz, especialmente las plantas de flores exóticas originarias de las regiones tropicales. Prácticamente todos los hogares tienen habitaciones o espacios sombríos alejados de las ventanas. Las variedades heliófilas corren el riesgo de marchitarse si la luz es insuficiente. Sus tallos se desarrollan rápidamente en altura, pero carecen, por lo general, de vigor. Mediante un crecimiento rápido, la planta intenta acceder a la luz para compensar el debilitamiento de su capacidad fotosintética.

No obstante, puedes colocar plantas incluso en los lugares sombríos, decantándote, por ejemplo, por plantas originarias de los bosques muy densos. Ninguna planta puede sobrevivir sin luz. Incluso si necesita poca luz, ninguna planta se puede desarrollar debidamente en un lugar demasiado oscuro.


Las plantas totalmente adaptadas a los lugares más bien sombríos son: la lengua de suegra, la zamiculca, el potus, la malamadre, las especies del género Soleirolia, las especies del género Kalanchoe, las especies del género Aglaonema, la drácena, el filodendro trepador o la cuna de Moisés.

compo image

Desafío n.º 2: aire seco debido a la calefacción

El aire seco debido a la calefacción no solo es perjudicial para las personas. En invierno, también las plantas sufren frecuentemente los efectos del aire seco y caliente. Asegúrate de escoger plantas que se adapten a estancias en las que se use intensivamente la calefacción. Puede resultar útil rociar regularmente las plantas con agua o instalar un humidificador.


Las plantas en macetas expuestas directamente a la calefacción se secan rápidamente, por lo que hay que asegurarse al 100 % de aportar el agua suficiente. Un aire demasiado caliente o seco provoca el oscurecimiento de la punta de las hojas o la aparición de manchas negras también en las hojas. El aire seco favorece el ataque de plagas como la araña roja, cuya rápida proliferación se ve favorecida en gran medida por el calor. ¡Inspecciona regularmente tus plantas para asegurarte de que no hayan sufrido ningún ataque!

Los cactus, las suculentas, las crasuláceas, la flor de Pascua o la cheflera se aclimatan bien en las estancias con calefacción.

compo image

Desafío n.º 3: alféizares fríos

Las plantas colocadas sobre superficies frías como un alféizar de piedra o mármol son más sensibles al fenómeno opuesto: rápidamente sufren de «pies fríos». En este caso, se aconseja aislar la maceta del suelo con una tabla o una tela no tejida. Las plantas muy sensibles se benefician al colocarlas en otro emplazamiento desde el principio.

compo image

Desafío n.º 4: zonas frías como pasillos y habitaciones

Por lo general, los pasillos no tienen calefacción y las habitaciones suelen estar más frescas. Por lo tanto, conviene escoger cuidadosamente las plantas ornamentales que se desarrollan mejor a baja temperatura. No obstante, asegúrate de que no haga mucho frío para tus «clorofilinquilinas» y que estas reciban suficiente luz. Además, cuanta menos luz haya, más frío hará y menos riego se necesitará.
Las corrientes de aire no son favorables para nuestras «clorofilinquilinas». Los ficus, por ejemplo, reaccionan perdiendo sus hojas. Con tan solo una cerilla, puedes verificar si el emplazamiento escogido está a la merced de corrientes de aire. En un ambiente demasiado frío, la punta de las hojas se torna de color amarillo e, incluso, pueden caerse.

Los helechos, las azaleas, la araucaria excelsa y la malamadre agradecen las zonas frescas del hogar.

compo image

Desafío n.º 5: salas de baño con mucha humedad

Cómo regla general, las salas de baño se caracterizan por su alta humedad. Siempre que la temperatura sea constante y la iluminación suficiente, las orquídeas pueden aclimatarse sin ningún problema. Los helechos, la lengua de suegra y la cuna de Moisés necesitan poca luz; no obstante, necesitan ambientes muy húmedos, por lo que las salas de baño resultan emplazamientos convenientes.


Las orquídeas, los helechos, la lengua de suegra o la cuna de Moisés se desarrollan mejor en condiciones tropicales.
 

Compartir

compo image

COMPO. Disfruta de tu jardín.

Para principiantes o expertos en jardinería. Trabajemos juntos para una conseguir una calidad de vida más natural.

Compo seguimiento:

Servicio

Más acerca de COMPO