compo image
  1. COMPO
  2. Consejo
  3. Cuidados de las plantas
  4. Hierbas aromáticas, frutas y hortalizas
  5. Todo lo que necesitas saber sobre el cultivo de hortalizas

Produce tus propias hortalizas

Todo lo que necesitas saber sobre el cultivo de hortalizas

Las hortalizas provenientes directamente del jardín son ricas en vitaminas y simplemente deliciosas. Ahora bien, ¿cómo crear una huerta y qué hortalizas plantar en ella? Por lo general, una cuidadosa preparación es crucial. Lo primero es reflexionar sobre el tamaño del huerto y la distribución de los parterres. Si cuentas con un plano, reflexiona sobre las variedades que deseas cultivar teniendo en cuenta la superficie disponible. El comportamiento de las plantas —madurez y periodo de reposo, por ejemplo— es un factor fundamental para la elección de las hortalizas. Los siguientes consejos facilitan el acceso al universo que suponen las huertas y, al seguirlos, te recompensarán con una abundante cosecha.

Cada uno a su propio ritmo

Tener en cuenta el crecimiento de las plantas

En principio, es necesario distinguir entre los cultivos principales de crecimiento lento que se deben plantar primeramente y los cultivos precoces o tardíos cuyos periodos de desarrollo son mucho más cortos. El tomate, la patata, la zanahoria, el pepino y la cebolla forman parte de los cultivos principales. La espinaca, la lechuga arrepollada y el rábano forman parte de los cultivos precoces y la valeriana, la coliflor, el colinabo y la col rizada pertenecen a los cultivos tardíos.

compo image

¡Buenas relaciones entre vecinos!

Variedades de hortalizas compatibles entre sí

¿Dios los cría y ellos se juntan? Este proverbio no se aplica necesariamente a las plantas. La combinación de plantas cuyas necesidades en nutrientes son diferentes permite optimizar la explotación de los recursos del suelo. Asegúrate de combinar plantas con necesidades moderadas en nutrientes con plantas cuyas necesidades sean bajas o altas.

Plantas poco extractoras: judía enana, lechuga, rábano, espinaca y cebolla
Plantas moderadamente extractoras:      endivias, colinabo, puerro, acelga, zanahoria, pimiento y judía
Plantas muy extractoras:      todas las variedades grandes de repollo, calabaza común, ruibarbo, pepino, patata, tomate y calabacín

Buenas asociaciones

Variedades apropiadas

Tomate y pepino

Tomate y guisante liso

Lechuga, judía, repollo y zanahoria

Zanahoria, cebolla y puerro

Tomate y lechuga

Malas asociaciones

Variedades separadas
Judía, guisante liso y cebolla
Pepino, repollo, judía y lechuga
Tomate, guisante liso, repollo y espinaca
Repollo y cebolla
Tomate y patata
compo image

Cuidados apropiados, cosecha abundante

Una vez creado el huerto, solo queda dispensar los cuidados apropiados para cosechar los primeros frutos muy pronto. Para un crecimiento saludable y vigoroso, la mayoría de las variedades de hortalizas solo necesitan sol y un suelo mullido con un contenido de humedad regular que aporte una alimentación equilibrada. La división de raíces, el riego y el abonado constituyen una gran parte de los cuidados regulares. Esta última práctica, el abonado, es especialmente importante para un buen desarrollo de las plantas. Ya que el suelo de la huerta se va empobreciendo en cuanto a nutrientes cosecha tras cosecha, es necesario aplicar un fertilizante adaptado a las necesidades de tus cultivos, de manera de proporcionar una alimentación equilibrada a tus plantas.

Las actividades más importantes en una huerta

Por fortuna, crear tu propio huerto no es difícil y tus esfuerzos se verán recompensados con una deliciosa cosecha transcurridas tan solo unas pocas semanas. Aquí, descubrirás nuestros trucos y consejos para un buen arranque de tus parterres.

Más información

Compartir

compo image

COMPO. Disfruta de tu jardín.

Para principiantes o expertos en jardinería. Trabajemos juntos para una conseguir una calidad de vida más natural.

Compo seguimiento:

Servicio

Más acerca de COMPO