compo image
  1. COMPO
  2. Consejo
  3. Cuidados de las plantas
  4. El césped
  5. Crear y cuidar
  6. Un nuevo césped: he aquí cómo hacerlo

Un nuevo césped: he aquí cómo hacerlo

Un césped sano y denso es crucial para un jardín hermoso. A lo largo de año, tu césped está expuesto a numerosas agresiones que lo ponen a prueba: niños jugando, perros retozando, fiestas con amigos y, por supuesto, el clima. Una buena preparación del suelo y una debida selección de las semillas adecuadas constituyen la base de la creación de un nuevo césped capaz de salir airoso de los avatares cotidianos. Aquí, descubrirás las precauciones que debes tener en cuenta y cómo proceder paso a paso.

compo image

El momento oportuno para sembrar el césped

En principio, puedes crear un nuevo césped a partir de primavera y hasta otoño. Tu nuevo césped exigirá más cuidados si decides sembrarlo a finales de primavera o en verano. Por otro lado, una siembra demasiado precoz entraña el riesgo de que la temperatura del suelo sea inferior a 10 ºC y, en consecuencia, que las semillas no germinen. Gracias a las mezclas de gran calidad, nuestras semillas de césped son particularmente convenientes para una siembra precoz a partir del momento en que el suelo tenga una temperatura constante de 5 ºC. Como regla general, cuanto mayor sea la temperatura del suelo, mejores serán las condiciones para la germinación. Ten en cuenta que hay una diferencia entre la temperatura del sol y temperatura del aire: la temperatura del suelo es inferior a la del aire. Una siembra entre abril y finales de mayo o en septiembre ofrece una mayor garantía de éxito. Esto se debe a que las temperaturas son más suaves en otoño y el suelo aún conserva calor. Además, sigue almacenando humedad debido a la alternancia de las condiciones del tiempo atmosférico.

Acceder a nuestras semillas de césped

El suelo marca la diferencia

No se puede negar que el suelo influye de forma determinante en el éxito del nuevo césped. El espesor de la capa fértil, denominada capa cultivable, debe tener un grosor mínimo de entre 15 y 20 cm para la siembra. Los suelos pesados se caracterizan especialmente por ser arcillosos y almacenar mucha agua. Para prevenir el anegamiento del césped, se aconseja mullir el suelo agregando de 2 a 3 m2 de arena de cuarzo por cada 100 m2 de capa cultivable. Los suelos arenosos se caracterizan por secarse rápidamente. Este tipo de suelo se puede acondicionar incorporando humus o un activador de suelo.

La elección de las semillas adecuadas

Antes de sembrar el nuevo césped, se debe reflexionar sobre la elección de las semillas adecuadas: ¿el césped cubrirá un área soleada o más bien a la sombra? ¿Deberá resistir los juegos de los niños y el pisoteo de los invitados a las fiestas en el jardín? ¿O simplemente cubrirá algunas superficies desnudas? Las respuestas a estas preguntas son las claves para seleccionar las semillas que satisfarán tus necesidades. Nuestras semillas de césped cuentan con la certificación RSM en Alemania. La mayor parte de las mezclas se componen de ballico inglés, poda de los prados y festuca roja. Cada mezcla está formulada específicamente para satisfacer las necesidades de cada césped, según se trate, por ejemplo, de superficies muy usadas, sombreadas o desnudas.

Las propiedades específicas de las mezclas de gramíneas y pastos

VariedadPropiedades

Ballico inglés

  • Gran resistencia
  • Resiste la sequía gracias a un buen enraizamiento
  • Resistente a la competencia de otras variedades
  • Capacidad de regeneración rápida
  • Germinación (de 7 a 15 días) y crecimiento rápidos
Poa de los prados
  • Césped denso y resistente
  • Cubre las superficies calvas y forma estolones
  • Buena resistencia a la sequía

Festuca roja

  • Resiste el corte al ras del suelo
  • Capa densa y fina
  • Gran capacidad de adaptación. Resistente a la sal y la sequía

Paso a paso

Sembrar un nuevo césped

  1. compo image

    1

    Preparación del suelo

    Mulle el suelo hasta una profundidad equivalente a una pala y elimina las malas hierbas, piedras, raíces o irregularidades del terreno. También puedes utilizar un herbicida especial si la zona está muy infestada de malezas. Seguidamente, iguala la superficie mediante un rastrillo y deja reposar el suelo al menos durante una semana. A continuación, utiliza un sustrato específico de reparación y preparación de césped.

  2. compo image

    2

    Abonado de las superficies

    Justo antes de sembrar, realiza un primer abonado con un fertilizante iniciador especial. Entierra dicho fertilizante a 2 o 3 cm de profundidad para aportar a los microorganismos un buen aporte de nutrientes desde el principio. También puedes esparcir, en una sola operación, las mezclas de gramíneas y el abono para césped listo para usar.

  3. compo image

    3

    Siembra

    Es preferible esparcir manualmente las semillas durante los días sin viento, de forma regular y haciendo uso de una sembradora integrada al empaque. Seguidamente, incorpora las semillas arando a 1 cm de profundidad, como máximo, en la capa superior del suelo para evitar que se dispersen por efecto del viento o que se sequen. Compacta ligeramente el suelo con un rodillo o tablas para favorecer el contacto con el suelo y la germinación.

  4. compo image

    4

    Riego

    Para que las semillas puedan germinar, se debe mantener el suelo húmedo de forma permanente durante tres o cuatro semanas después de la siembra. Las semillas pierdan inmediatamente su capacidad de germinación cuando se desecan, incluso una sola vez. No podrán germinar si tras el riego se desecan. Por lo tanto, asegúrate de regar el césped regularmente con un rociador que produzca el menor impacto posible.

  5. compo image

    5

    Cortar el césped con cuidado

    Se debe cortar el césped cuando este alcance una altura de 8 a 10 cm, de manera que tenga una altura de 6 cm. El objetivo es conseguir paulatinamente una altura de césped de 4,5 cm con ocasión de los próximos cortes. Te aconsejamos cortar el césped de forma regular, a una altura un poco mayor, cortando no más de un tercio de la longitud de los tallos.

  6. compo image

    6

    Garantizar el suministro de alimento a largo plazo

    Al igual que todas las plantas, el césped toma del suelo los nutrientes necesarios para su desarrollo. El césped marchito se transforma en humus, con lo que se restituyen los elementos nutritivos al suelo. Si al cortar regularmente el césped eliminas los residuos correspondientes, interrumpirás el circuito nutricional natural. El suelo se va empobreciendo si no se abona. Al cabo de 10 a 12 semanas, abona el césped con un fertilizante especial para nutrir tu manto verde.

Compartir

compo image

COMPO. Disfruta de tu jardín.

Para principiantes o expertos en jardinería. Trabajemos juntos para una conseguir una calidad de vida más natural.

Compo seguimiento:

Servicio

Más acerca de COMPO